¿Cuáles son los límites de la estadística?

El Cuarto Cuadrante

Advertisements
¿Cuáles son los límites de la estadística?

¿Naturaleza o cultura? : el embrollo

somos máquinas que procesan letras, exhalan sentimientos y se relacionan mutuamente a través de sociedades diversas, enclaustradas en lo establecido.

neurociencia neurocultura

nature La Spaltung (disociación) es fundacional en el ser humano (Freud)

Hay muchas versiones del embrollo, la más conocida de las cuales tiene hasta nombre: se llama el probema difícil de la consciencia. Siendo más descriptivo, el embrollo puede tambien adquirir tintes naturalistas como el titulo que preside este blog, pero es lo mismo que hablar de cuerpo-alma, organismo-individuo o mente-cuerpo. En realidad se trata del mismo problema para el que aun no hemos encontrado una solución que satisfaga a todos.

Una manera poco elegante de resolver el embrollo es negar la mayor y decir que la cultura en el hombre es su naturaleza. Ese es el meme que se lleva ultimamente y que la discusión entre naturaleza y cultura es una discusión banal y pasada de moda.

A pesar de lo que diga edge: “que es una idea a jubilar”, lo cierto es que el problema no…

View original post 719 more words

¿Naturaleza o cultura? : el embrollo

política desde Ken Wilber

source

Alejandro Villar Martín Los movimientos antisistema, anarquistas, etc. suelen venir más desde la ola verde que desde lo integral. No buscan rescatar lo ya conseguido incluirlo y trascenderlo, sino destruirlo (porque hay luchas de poder naranja detrás de todo) y crear un sistema donde los individuos puedan hacer lo que les venga en gana. Se supone que toda la gente comparte una moralidad mundicéntrica y todo va ir bien, pero como no suele ser así, cuando se cae el sistema suele haber caos, crimen, es decir rojo suele quedar libre… El problema es que verde suele ser un magneto para rojo, y por ello en esos movimientos, a parte de gente moralmente más desarrollada se atrae gente que está ahí por puro narcisismo “¡a mi nadie me dice lo que tengo que hacer!”.
Por otra parte, sólo un grupo de individuos tienen que estar en un nivel de conciencia para que ese movimiento impregne toda la sociedad, incluso aunque no haya alcanzado tal nivel. Un ejemplo de ello furon los padres de una constitución naranja cuando los Estados Unidos estaban en torno a ámbar. Consiguieron que el pais adoptar unos valores naranjas a los que la mayoría no había crecido todavía. Y ese es uno de los problemas de los movimientos antisistema: muchas veces se es antisisitema sin ni siquiera estar a la altura del sistema…

Alexei Leitzie ¿De verdad creéis que la constitución americana y todas las revoluciones liberales son un ejemplo naranja, un avance que incluye y trasciende y no fragmenta, separa, destruye y regresa? Cuando leí las referencias que hace Wilber y los teóricos de las olas, no pude dar crédito, y sigo sin poder hacerlo. Ya sé que esto ya se convierte en un análisis político, pero claro, ya vi cual es mi encrucijada, chicos. Y es que yo no creo que la sociedad haya ido trascendiendo e incluyendo sino que ha ido desfragmentándose poco a poco hasta el estado completamente atomizado y disperso de hoy día. En la historia de Europa, y aquí en España, existen multitud de ejemplos de sociedades asamblearias del bien común que sí, las mujeres, los credos, el respeto y la convivencia fueron la norma (por supuesto, sociedades denigradas por la historia oficiosa). Esto es un debate interesantísimo que siempre me gusta tener. Creo que Wilber peca de políticamente correcto y una de sus flaquezas es asumir que la evolución ha sido trascendente aun a escala macroscópica. Ya se que siempre se refiere a ‘mayorías’ y digamos, al ‘centro de gravedad’ de una sociedad, pero he ahí el asunto. ¿Cuál es el centro de gravedad actual, y el que comparten todas las revoluciones liberales desde hace 200 años? ¿De verdad creéis que es más integral que lo que había antes? ¿La incorporación de la mujer al salario es acaso una conquista de libertades y respeto? Lo que quiero decir es que todo esto se da por sentado desde eso, lo políticamente correcto. A mi en lo particular la incorporación de la mujer al ‘estado de bienestar’ me parece un feminicidio de estado. Pero bueno, insisto, el debate debería ser, ¿hasta qué punto Wilber asume las claves de nuestra historia oficial y desestima que las sociedades rurales -como el concejo abierto en España durante la “nefasta y oscura” Edad media absolutista- no son representativas de mayorías?

David Monteserín Muy interesante tu cuestión Alexei, yo tengo el mismo problema, y estoy completamente de acuerdo contigo en eso de que Wilber peca de políticamente correcto. Wilber, como él mismo reconoce, no es perfecto, ni tampoco su modelo. Wilber no se mete casi nada con Marx, por ejemplo, apenas lo cita como ejemplo de materialismo, de visión descendente, etc. No llega a ver la necesidad de pensar la evolución social “desde abajo”, desde los trabajadores que son, como bien entendió Marx, los que producen y sostienen las sociedades. Su modelo es siempre “desde arriba”, como si las clases altas y la gente que está en el poder fuese a crear un mundo mejor. Falso, hoy vemos que eso es una tontería. (Fíjate el FMI, organismo internacional, brazo económico de la ONU, pidiendo que se abarate el despido y que sigamos recortando mientras ellos viven en la abundancia, menudos hipócritas). Wilber no dedica una sola página a hablar sobre el capitalismo, lo cual es un enorme fallo, desde mi punto de vista casi todo lo que va mal en el mundo es debido al capitalismo, claro que apoyado también por esos modos de conciencia no integrales. No son los anarquistas ni los comunistas, hoy en día, sino los capitalistas quienes destruyen el mundo. Los comunistas siempre dijeron que capitalismo y democracia son excluyentes, pero nadie les hizo caso. Este vacío político es una falla del modelo integral, pero es que nadie dijo que el modelo estuviera acabado, eso no es cierto. El modelo, como el mismo Wilber y todo lo que existe, sigue evolucionando. Y les guste o no a los conservadores (básicamente quienes están creando este modelo en EEUU son conservadores, viven requetebién y tienen supersalarios), los movimientos sociales y los actuales “antisistema” deben ser tenidos en cuenta, porque el capitalismo se está muriendo y si no pensamos qué vamos a poner después, entonces qué? La situación que vivimos es tan delicada que bien podríamos acabar retrocediendo a un momento similar al de la aparición de los fascismos en la Europa de entreguerras (España está deslizándose hacia el fascismo, cosa clarísima desde que el PP llegó al poder; y Europa entera, la segunda fuerza política en Grecia es el “amanecer dorado”, declarados neonazis). Pensar que sólo centrándonos en el estudio de la conciencia vamos a cambiar el mundo a mejor es un error. El mundo y la conciencia son no dos, por tanto, hay que poner igual de énfasis en pensar (y actuar) en los sistemas que funcionan en el mundo y cómo hacerlos evolucionar, es decir, pensar los cuadrantes inferiores, especialmente el inferior derecho, que por su ignorancia de Marx y los movimientos sociales, Wilber no llega a tocar. Y que no se me interprete mal, para mí Wilber es el mayor genio que existe actualmente, pero genial no significa omnipresencia o sabiduría suprema. Desde mi punto de vista, el desafío del modelo integral es cómo hacer encajar la política y los movimientos sociales (esenciales para la evolución de la humanidad) con el desarrollo espiritual y de la conciencia.

David Monteserín Criticar el capitalismo o el Estado liberal, ver aspectos positivos e integrales en el marxismo o en el anarquismo, no significa criticar la modernidad in totto o defender la boomeritis o las neurosis del verde; muy al contrario, defender hoy en día el capitalismo, desde mi punto de vista, es ir en contra de los principios democráticos de la modernidad. No tengo ninguna duda de que Kant, Schelling o Hegel, hoy se sumarían a las manifestaciones pacíficas que están sucediendo en todo el mundo, se acercarían a las plazas de Sol, Taksim o Sao Paolo, a charlar con los jóvenes sobre un futuro mejor y cómo conseguirlo unidos. Y, de hecho, creo que ése es el deber moral de los intelectuales, estar del lado de la juventud y de la evolución. Las mejoras sociales que hoy disfrutamos y que están en peligro (por el capitalismo) no nos las han regalado los místicos ni los genios, las ganaron los trabajadores y los activistas de los movimientos sociales que se jugaron la vida manifestándose en las calles. Y eso debe formar parte de una visión integral también.

David Monteserín Uno de los más grandes activistas de la India que inspiró a Gandhi, fue Aurobindo, que también inspiró a Wilber. Aurobindo luchó por la independencia de la India y en contra del imperialismo británico. Acabó en la cárcel y fue en la cárcel donde comenzó a meditar y obtuvo grandes logros espirituales, pero muy pocos recuerdan que fue su activismo político el que le llevó allí, como también a formar su idea del “yoga integral”. Necesitamos repensar el activismo político desde una perspectiva integral y espiritual. Reducir el activismo político y el ataque al capitalismo a mera “boomeritis” o “complejo del verde” es un grave error, además de que significa ponerse del lado del Problema (al menos, desde el cuadrante inferior derecho

David Monteserín Bueno, esa es una discusión importante, claro. Históricamente, el comunismo sí ha estado cerca del fascismo, pero no puede reducirse a lo mismo. El comunismo, en origen, tenía un ideal mundicéntrico, quería liberar a la humanidad entera y no solo a una clase o raza, como los fascismos. Estoy de acuerdo contigo en que siempre que los sujetos delegan ciertas responsabilidades en el Estado, pierden cierta libertad, pero de momento hay muchas cosas que los individuos no pueden proporcionarse por sí solos, como un sistema sanitario, que debería ser universal y gratuito, cosa que sólo puede ofrecer un Estado verdaderamente socialista, lo cual, desmonta tu idea de que Estado y capitalismo sean lo mismo. Mira Cuba, puedes criticarla todo lo que quieras en libertades individuales (aunque se pueden achacar éstas al bloqueo económico de EEUU), pero su sistema sanitario es de lo mejor del mundo (médicos estadounidenses van a estudiar allí incluso), y su Estado no es capitalista.

Alejandro Villar Martín Basicamente Ken Wilber coincide con Marx en que la base tecnoeconómica es el determinante más importante de la conciencia humana. Ken Wilber añade un matiz: es el condiconante más importante del nivel promedio de consciencia. La cosa funciona así: varios individuos alcanzan un nivel de consciencia, se va creando una cultura con el modo de discurso dominante en ese nivel (en principio será una subcultura, poco a poco pasará a ser más dominante) y ese nivel se va fijando en leyes, instituciones, etc, es decir en la base tecnoeconómica. Y al estar ese nivel fijado y salvaguardado por esa base, será más fácil para los individuos que nazcan en ese sistema desarrollarse hasta ese nivel.
Y es que la modalidad de discurso dominante en un holón colectivo actua como un imán del desarrollo, que facilita el crecimiento hasta ese nivel, y dificulta crecer más allá.
Es por eso que quien nazca en un estado democrático moderno lo tiene fácil para desarrollarse hasta naranja o verde, simplemente porque ese estado no es más que la expresión de naranja/verde en los cuadrantes colectivos.
Yo en política opino que la visión integral tiene que ir superando las dicotomias como individualismo/colectivismo o izquierdas (causación objetiva)/derechas (causación subjetiva) así como muchas otras. Pues todas esas posturas son enfoques parciales, y podemos rescatar las cosas que aportan sin caer en reduccionismo

Franco Fuster Que aun no exista el capitalismo integral, no significa que no pueda existir. Hasta es probable que cambie el nombre, seria un capitalismo donde la dominancia sera amarilla, el poder sera administrado integralmente, por lo tanto se buscara un avance en el desarrollo como principal medida supongo yo. Si decimos que el capitalismo busca desintegrar, lo mismo hace el comunismo y el socialismo, eliminando las normas y reglas del progreso individual. La idea no es quedarse ni con uno ni con otro, hacer una politica economica integral, en la cual no suceda lo mismo que sucede hoy en dia, yo creo en unas cuantas decadas se lograra en algun lado, ya en los paises nordicos hay politicas verdes/amarillas.

política desde Ken Wilber