Philip K. Dick Theorizes The Matrix in 1977, Declares That We Live in “A Computer-Programmed Reality”

Source: openculture

Traductor: desconocido

En 1963, Philip K. Dick ganó el codiciado Hugo Award por su novela The Man in the High Castle (El hombre en el alto castillo), derrotando a celebridades de la ciencia ficción tales como Marion Zimmer Bradley y Arthur C. Clarke. De la novela, The Guardian escribe, “Nada en el libro es como parece. La mayoría de los personajes no son lo que dicen que son, la mayoría de los objetos son falsos.” La trama-una historia alterna en la que los Poderes del Eje han ganado la Segunda Guerra Mundial-se transforma en una novela popular pero de contrabando llamada The Grasshopper Lies Heavy (El saltamontes está pesado). Escrita por el personaje titular, el libro describe el mundo de una victoria Aliada, y-al estilo de su temática de mundos dentro de mundos-la novela de Dick sugiere que este libro dentro de un libro podría de hecho describir el mundo “real” de la novela, o que es por lo menos altamente posible que unx haya echado una ojeada por la realidad de la novela.

The Man in the High Castle podría ser la ilustración más sinceramente convincente de la experiencia de realidades alternas, pero es sólo una entre muchas. En una entrevista que Dick dio durante la conferencia de ciencia ficción de alto perfil Metz en Francia en 1977, dijo que le gustaba la descripción de David Hume del “tipo de persona intuitiva”, que viviía “en términos de posibilidades más que en términos de realidades”. Dick también cuenta una parábola de una grabadora automática antigua, complicada y temperamental llamada “Capard”, que se invertía a variados estados de caos destructivo. “Este Capard”, dice Dick, “representa un ultra-sofisticado universo inescrutable que tenía el hábito de hacer cosas inesperadas.”

En la entrevista, Dick deambula por muchas de sus teorías personales acerca de lo que significan estas “cosas inesperadas” de las que difícil seguir el rastro. Sin embardo, en la misma conferencia, presentó una charla titulada “If You Find This World Bad, You Should See Some of the Others” (Si encuentras malo este mundo, deberías ver algo de los otros), que se centra en una teoría particular-que el universo es una simulación computarizada altamente avanzada. (La charla ha circulado en internet como “Did Philip K. Dick disclose the real Matrix in 1977?” <¿Reveló Philip K. Dick la Matrix real en 1977?>).

“El asunto de este discurso es un tópico que ha sido descubierto hace poco, y que podría no existir del todo. Podría estar hablando de algo que no existe. Por lo tanto soy libre de decir todo y nada. Yo en mis historias y novelas algunas veces escribo sobre mundos falsos. Mundos semi-reales tanto como mundos privados dementes, habitados a menudo por sólo una persona… En ningún momento tuve una explicación teórica o consciente por mi preocupación con estos pseudo-mundos pluriformes, pero ahora creo que lo entiendo. Lo que estaba sintiendo era la diversidad de realidades parcialmente materializadas tangentes a la que evidentemente más se ha materializado-la que la mayoría de nosotrxs, por consenso, acordamos.”

Dick continúa describiendo las experiencias visionarias, místicas, que tuvo en 1974 tras una cirugía dental, que registró en sus extensas entradas de su diario (publicado en forma resumida como The Exegesis of Philip K. Dick) y en obras como VALIS y The Divine Invasion (La invasión divina). Como resultado de sus visiones, Dick llegó a creer que “algunas de mis obras de ficción era reales en un sentido literal”, citando en particular The Man in the High Castle y Flow My Tears, The Policeman Said (Dejar caer mis lágrimas, dijo el policía), una novela de 1974 sobre los EE.UU. como un estado policial-ambas novelas escritas, dice, “basadas en recuerdos fragmentados, residuales, de tal horrendo mundo estatal de esclavxs”. Asegura recordar no vidas pasadas sino una “vida presente distinta, muy distinta.”

Finalmente, Dick deja en claro lo de la Matrix, y lo hace muy claramente: “estamos viviendo en una realidad programada en computador, y la única pista que tenemos es cuando alguna variables es cambiada, y alguna alteración ocurre en nuestra realidad.” Estas alteraciones se sienten tal como un déjà vu, dice Dick, una sensación que prueba que “una variables ha sido cambiada” (de quien-nótese la voz pasiva-él no habla) y “un mundo alternativo se desprendió.”

Dick, quien tiene la capacidad de un tipo de humor muy indirecto, asegura a su público varias veces que es mortalmente serio. (Las miradas de muchos de sus rostros delatan incredulidad al final.) Y aún así, quizás la hipótesis loca de Dick ha sido validada después de todo, y no simplemente por el éxito de The Matrix estilo P.K.D. y la omnipresencia de las analogías de Matrix. Hace ya varios años, físicos teóricos y filósofos han contemplado la teoría de que vivimos realmente en una simulación generada por computador y, lo que es más, que “podríamos incluso ser capaces de detectarla.”

Advertisements
Philip K. Dick Theorizes The Matrix in 1977, Declares That We Live in “A Computer-Programmed Reality”